Rentabiliza tus ordenadores de segunda mano

rentabilidad ordenadores segunda mano

Tu equipo ya no es aquella máquina que volaba con los programas, arrancaba rápido sin problemas y te permitía trabajar con cualquier software nuevo. Cuando llega el momento de comprarnos un ordenador más moderno, siempre nos da pena tirar ese equipo con el que tantas horas hemos compartido, y nos surge la duda de si le podremos sacar algo de dinero que nos ayude a pagar el nuevo.

Consejos para valorar el equipo

Vamos a darte unos pequeños consejos que te ayudarán a evaluar si podrás sacar algo a tu viejo equipo

Conocer el valor del equipo en el mercado

Podemos hacer un primer rastreo entre las webs de venta de productos de segunda mano. Hay que tener en cuenta que en esas webs el precio que aparece es el que han pedido los vendedores por su equipo, pero no es el precio final que se ha pagado por los mismos.

Acudiendo a portales como Ebay o Amazon, en su apartado de artículos vendidos, podremos ver el precio final pagado por los equipos y hacernos una idea de lo que valen.

También, en este sentido, debemos tener en cuenta otro aspecto: estos precios finales de venta se habrán registrado hace ya algún tiempo. A la velocidad que salen los nuevos modelos de ordenadores al mercado, la obsolescencia de los equipos es muy rápida, y la caída de los precios también. Por eso, estos precios de venta ya serán más bajos, y en el caso que haya pasado mucho tiempo de la venta, el precio puede ser aún menor.

Dónde lo quieres vender

Esa es la siguiente pregunta que te tienes que responder. Si lo quieres vender en una tienda online de artículos de segunda mano, tendrás que darte de alta, hacer las fotos, redactar la descripción del producto y dar tus datos de contacto. Luego deberás responder a los correos o a las llamadas de teléfono, negociar y, finalmente, cerrar el acuerdo. Todo esto supone tiempo, esfuerzo y hasta dinero.

Otra opción es ponerlo en una subasta semanal de productos. Tendrás que hacer el esfuerzo de fotografiar el equipo y realizar la descripción, pero no atenderás llamadas ni deberás perder el tiempo negociando.

En este tipo de venta, adicionalmente, tendrás que pagar una comisión si cobras por PayPal, y los gastos de envío. Además, puede ser que te devuelvan el equipo y tengas que devolver el dinero.

Como ves, al precio de venta tendrás que restarle las comisiones o los gastos adicionales, y el tiempo que has tenido que dedicar a la venta.

Finalmente, otra opción muy buena es acudir a una tienda especializada de venta de segunda mano. Entre ellas se encuentra Informática Espíritu Santo. En estas tiendas venderás el equipo por algo menos que en los métodos anteriores, pero te ahorrarás todo el trabajo y el tiempo. Acudiendo a la tienda física o por correo electrónico obtendrás una oferta rápida y cobrarás en efectivo e inmediatamente.