¿Qué ventajas tienen los alquileres con opción a compra?

alquiler-opcion-compra

En los últimos tiempos hemos podido ver como el buscar viviendas en alquiler con opción a compra en Alicante se ha convertido en toda una tendencia para aquellas personas que están buscando un lugar para comenzar un nuevo proyecto de vida.

Una opción que está al alza y que está pasando por un muy buen momento, pero que genera dudas a mucha gente que no tiene del todo claro cómo funciona esta fórmula para obtener una vivienda. Conscientes de ello, hemos querido mostrarte tanto las ventajas como los inconvenientes más destacados del alquiler con opción a compra. ¿Estás convencido?

Ventajas del alquiler con opción a compra

Una de las principales ventajas que ofrece el alquiler con opción a compra, es que arrendatario se beneficiará en el caso de que ejerza su derecho a compra, ya que no hay que olvidar que un porcentaje de todas las mensualidades abonadas van destinadas directamente al pago de la vivienda. Esto hace que sea una opción muy a tener en cuenta para aquellas personas que necesiten un tiempo superior para ahorrar y así poder solicitar una hipoteca.

Para el arrendador el alquiler con opción a compra también es una importante ventaja, especialmente si se da el caso de que el mercado inmobiliario está estancado y no está pasando por su mejor momento, ya que podría encontrarle salida a la vivienda con una mayor facilidad.

Para los inquilinos es una importante ventaja que el precio de la compra de la vivienda se haya establecido al firmar el contrato, ya que de esta manera se aseguran que no subirá en los próximos años.

El propietario de la vivienda a través de esta fórmula puede disfrutar de una gran rentabilidad gracias al alquiler, además de que no tendrá que mantener la vivienda vacía.

Y por último, los beneficios fiscales para los arrendatarios hay que tenerlos muy en cuenta, pudiendo llegar a deducirse hasta un 10,5%. Por otro lado, los arrendatarios podrían disfrutar de una espectacular reducción de hasta un 60% del rendimiento neto declarado.

Inconvenientes del alquiler con opción a compra

En caso de que el inquilino, una vez haya terminado el plazo de alquiler, decidiera no efectuar la opción de compra, acabaría perdiendo la prima inicial que abono por reservar dicha opción.

Con la compra es habitual que se den unas cuotas mensuales más altas, lo que hace que un arrendatario que cuente con un contrato de este tipo, tuviera que pagar de más por el alquiler, que una persona que contase con un contrato de alquiler convencional, sin opción a compra.

Es posible que el dueño de la vivienda perdiese dinero si, la vivienda aumentase su valor respecto al momento en que se firmó el contrato. Algo que suele ocurrir con mucha frecuencia, ya que por lo normal el valor de la vivienda va al alza.

Es importante que el propietario sea consciente en todo momento de que está alquilando la vivienda, y no vendiéndola, por lo menos en un primer momento. Por ello, es importante no hacerse ilusiones, ya que el alquilado podría echarse atrás.