¿Qué es el small data y cómo podemos utilizarlo para incrementar el impacto de nuestro negocio?

small-data

El Small data es un conjunto de técnicas y/o herramientas que tienen el objetivo de analizar diferentes factores de nuestro negocio para conseguir darle la máxima difusión posible. Para poder llevarlo a cabo, se trabajan con datos simples, y de un tamaño no demasiado elevado.

Así, se pueden identificar oportunidades para poder mejorar tanto la relación con el cliente, como para poder buscar a nuevos clientes potenciales.

Según los expertos, las estrategias small data para aumentar tus ventas, siempre y cuando se implanten de una forma lógica, suelen ser muy efectivas.

¿Para qué sirve una estrategia de Small data?

Identificación: Lo primero que tenemos que tener en cuenta a la hora de montar cualquier tipo de negocio, tanto a través de Internet, como de manera física, es identificar la demanda del cliente, y si realmente el producto/servicio que le estamos ofreciendo es lo que necesita. Con estas estrategias, lo podemos tener más claro.

Mercado: Otra de las ventajas de estas herramientas es poder determinar si el tamaño que existe en ese mercado es lo suficientemente amplio como para que quepa nuestro producto. También nos puede ayudar a adivinar cuál es el alcance de la competencia, y si tenemos alguna oportunidad contra ella.

Técnicas de expansión: Con las estrategias de small data podremos investigar de qué manera nos podemos desarrollar en el mercado, o como nos podemos expandir en él si decidimos seguir adelante.

Costes: Una vez que hayamos comprobado que, efectivamente, nuestro producto/servicio podría tener una oportunidad en el mercado, con estas estrategias podemos discernir las cuantías aproximadas que el consumidor estaría dispuesto a poder pagar por ellos. También nos ayudan a conocer cuáles son los precios de la distribución, así como cualquier otro tipo de coste oculto que tenemos que contemplar para que no nos sorprenda de cara al futuro.

Canales de distribución: Saber el canal de distribución, o los canales en los que vamos a operar, también se considera algo crucial. Pueden ayudarnos a conseguir que el cliente tenga el producto o servicio en un tiempo récord y, además, a minimizar los gastos de envío.

Otros: Además de todo lo anterior, también puede ayudarnos a identificar de qué manera podemos mejorar el producto y las ventas del mismo, teniendo presentes las propias particularidades locales del cliente.

Las técnicas de Small data se consideran una especie de hermanas pequeñas de las estrategias del Big data.

En estas primeras nos encontramos con que tenemos que trabajar con unos textos más segmentados, exhaustivos y precisos, por lo que se consideran unas buenas estrategias para las pequeñas o medianas empresas. Sin embargo, en industrias más grandes, se consigue los mejores resultados con el Big Data, aunque también es cierto que el volumen de trabajo para poder llevarlas a cabo es todavía más elevado.

Si implementas estas estrategias en tu proyecto, te auguramos los mejores resultados.