Propiedades nutricionales del jamón ibérico


El jamón serrano es un alimento fundamental en nuestra gastronomía. Seguramente has disfrutado de un buen bocadillo de este producto. Quizás has comido una ración sin dejar ningún resto de él. Pero no solo destaca por su sabor único, sino que, además, posee grandes propiedades nutricionales que benefician nuestra salud.

Las propiedades del jamón

Rico en proteínas, vitaminas y minerales, aporta muchos nutrientes, convirtiéndose en un alimento necesario dentro de nuestra dieta mediterránea. Teniendo en cuenta su alto contenido en sodio, sobre todo en personas que sufren de hipertensión, todas sus demás virtudes son muy valoradas por los nutricionistas.

Valor energético y su riqueza en proteínas

Si consumes cien gramos de jamón serrano, esta cantidad te proporciona 160 calorías. Esto le hace perfecto para ser incluido en cualquier dieta, ya que solo necesitas cuarenta gramos para disfrutarlo al máximo en cualquier comida.

Su alto valor proteico (más de 21 gramos por cada cien gramos) es óptimo para el fortalecimiento de músculos y huesos, por lo que previene enfermedades como la osteoporosis. También son esenciales las proteínas para mantener niveles correctos de azúcar en sangre.

Una fuente de minerales

No es extraño que jamonalia.es te recomiende comer jamón serrano, debido a la gran fuente de minerales que contiene, entre sus otros beneficios.

Al contener hierro y zinc, ayuda a mantener el organismo saludable. Gracias al hierro y su fácil metabolización, interfiere en la distribución del oxígeno en el sistema celular. El zinc, por su parte, ayuda al crecimiento y al desarrollo intelectual, especialmente durante la infancia.

También contiene magnesio, fósforo y calcio, que permiten fortalecer músculos y el sistema óseo. El fósforo es digestivo, al mismo tiempo que potencia la concentración e interviene en la limpieza renal.

Del magnesio se sabe que permite combatir estados depresivos, ya que reacciona bioquímicamente en tu organismo. Incluso mejora los síntomas premenstruales, recomendándose en la mujer una ingesta en torno a los 300 miligramos de este mineral.

Destaca su riqueza vitamínica

Además, posee una amplia riqueza vitamínica, donde se incluyen las del complejo B, además de la vitamina D, que es lo puede terminar por convencerte de que estás comiendo un producto de la más alta calidad.

Destacan entre sus propiedades las vitaminas B1, B2, B3 y B6. En lo referente a la B1, es necesaria para tu cuerpo en el sentido de que regula el estrés y sirve para combatir la depresión.

Con respecto a la vitamina B2, se conoce cómo participa positivamente en los efectos del colesterol plasmático, aumentando el denominado bueno (HDL) y bajando el malo (LDL). En este caso, también interviene su elevado contenido en lípidos, importantes para nivelar el bienestar de tu organismo.

Hay que señalar la nula presencia de carbohidratos entre sus propiedades nutricionales. En caso de que necesites llevar una dieta baja en carbohidratos, será tu aliado.

No te extrañe ver cómo el jamón serrano es más demandado a nivel mundial. Su fantástico sabor, además de ser apto para cualquier dieta, lo hace el alimento perfecto y necesario para mantener una buena salud.