¿Cómo afrontan los pilotos de avión un vuelo largo?


Cuando vas a montar en avión y tienes ante ti un vuelo transoceánico en el que vas a estar muchas horas por los aires, es importante estar preparado para afrontarlo, ya que es posible que se pasen por momentos de agobio.

Esto en el caso de los pasajeros, pero, ¿y en el de los pilotos? Son los máximos responsables de que el vuelo transcurra en perfectas condiciones, y ellos también deben prepararse para afrontarlo con garantías.

Hemos querido hablar con Oneair, una escuela de pilotos de Málaga, para que nos cuenten algunas de las pautas que debe seguir un piloto en un vuelo largo, ya que aunque están muy acostumbrados, no deja de ser una experiencia para la que debes prepararte.

Piloto pesado

Lo primero es que en vuelos largos, en la cabina siempre hay un piloto pesado, que hace referencia a un tercer piloto que servirá para dar descanso tanto al comandante como al primer oficial, ofreciéndoles la oportunidad de descansar, levantarse a tomar un café o incluso dormirse.

El piloto pesado está perfectamente capacitado para pilotar el avión en caso de necesidad, por lo que posiblemente ni si quiera te dieses cuenta durante el vuelo.

Atención a la ruta de vuelo

La ruta de vuelo se marca antes de despegar, pero en vuelos largos, es muy probable que tenga que modificarse. Estas modificaciones llegan principalmente por tormentas o fuertes vientos, que los pilotos siempre tratan de evitar, aunque sea necesario modificar el rumbo.

Descanso previo

El día anterior al vuelo, es fundamental que el piloto haya descansado debidamente. Un buen descanso es crucial, ya que al igual que cuando conduces un coche y notas que se te cierran los ojos es altamente peligroso, con el avión ocurre exactamente lo mismo.

Ante vuelos de esta magnitud, los pilotos suelen contar con al menos dos días de descanso para que lleguen relajados y en las mejores condiciones para volar.

El café es el mejor aliado

Por mucho que descanses, en un vuelo de 10 horas siempre entrará cansancio o fatiga. Aquí es donde entra en juego el café y las bebidas con cafeína, que se muestran como los mejores aliados de los pilotos, aunque siempre en su justa medida, ya que un consumo excesivo podría activar al sistema nervioso demasiado.

¿Descanso? Sí, pero con matices

En vuelos largos los pilotos también tendrán tiempo para el descanso, pero con una serie de matices. Lo primero es que para comer tendrán que hacerlo después de los pasajeros, aunque aun así siempre suelen llevar algunas provisiones dentro de la cabina.

Podrán comer sin ningún problema, pero nunca todos los pilotos a la vez, deberán hacerlo uno a uno, para que en caso de emergencia, pudieran reaccionar rápidamente.

Estirar las piernas

Es posible que un vuelo de estas características veas al piloto junto a los pasajeros andando por el pasillo. Si es así, que no cunda el pánico porque no ocurre nada, simplemente habrá salido a estirar un poco las piernas. Y no, el avión no se estará pilotando sola, estará el primer oficial o el piloto pesado al mando.