5 remedios naturales perfectos para este verano


Durante el verano nos gusta pasar mucho tiempo al aire libre, sobre todo en la playa o en la montaña, tomar el sol y disfrutar de nuestras vacaciones probando nuevas comidas. Sin embargo, en esta época del año tenemos que extremar el cuidado de nuestro organismo ya que la exposición al sol, la calor y el cambio de rutina provocan alteraciones en nuestro organismo. En este artículo te contaremos cuáles son los remedios caseros que puedes aplicarte durante esta época estival.

Remedios para el cuidado de tu cuerpo en verano

Mayonesa y limón para el cabello

Para proteger tu pelo de que sufra apertura en las puntas y para que se mantenga fuerte aunque esté expuesto al sol, esta mezcla es muy eficaz. Aunque resulte extraño, combinar la mayonesa con un limón y una cucharada de aceite y mezclándolo todo muy bien da lugar a un remedio muy sano y natural para tu cabello.

Aplica la mezcla por todo el pelo, desde las raíces hasta las puntas. No escatimes en la cantidad ya que el objetivo es que el pelo absorba la mezcla. Tras esperar unos 15 – 20 minutos, aclara el cabello con agua sin champú. Conseguirás un pelo protegido y fuerte dotado, además, de su brillo natural.

Vinagre de sidra de manzana para la piel

Uno de los remedios naturales más eficaces para proteger tu piel durante el verano es el vinagre de sidra de manzana. Este es perfecto para tratar la mayoría de los problemas que pueden surgir en la piel. Así, pues, aplícate el vinagre crudo y sin filtrar directamente sobre la piel quemada. Su composición basada en el ácido málico consigue reducir el dolor de manera eficaz.

Para pasar un verano libre de insectos

Hay muchas formas de evitar insectos, sobre todo esos molestos mosquitos, durante los días de verano. Pero como la lista sería muy larga, centrémonos en qué hacer cuando ya nos han picado. Remedios para cuando te pica el mosquito hay muchos, pero los más sencillos y que más a mano podemos tener son los siguientes.

Pasa una cebolla por la zona afectada y sus efectos bajarán la comezón, pero recuerda que luego tienes que asegurarte de enjuagar bien ese lugar. La pasta de dientes, una barra seca de jabón y el limón hacen el mismo efecto. Además, previenen las infecciones.

Soluciones para la deshidratación

Cuando has estado expuesto al sol puedes sufrir deshidratación y en episodios como esos lo más conveniente es que consumas alimentos que sean fáciles de digerir, como arroz, plátanos o gelatina. Asimismo, como es lógico, bebe mucha agua y otros líquidos y, por otro lado, utiliza nuevamente el vinagre de sidra de manzana para los calambres musculares.

Aceite de árbol de té para los hongos

Coger hongos es habitual durante esta época de piscinas y zonas comunitarias. Por tanto, aplícate unas gotas de aceite esencial de árbol de té en la zona afectada. Si tienes la piel muy sensible, mézclalo con un poco de aceite vegetal. El aloe vera también es muy útil para estos casos.

Ya sabes cómo tratar los problemas más comunes del verano con soluciones naturales. ¡No temas a nada!