5 puntos importantes antes de hacer un viaje por carretera

claxon

Da igual el destino, si eres profesional o es tu primera vez, antes de emprender cualquier viaje siempre debes tener en cuenta una serie de cuestiones previas para que este se desarrolle sin imprevistos. Revisar el estado del vehículo en talleres homologados, como los de la red Claxon, o comprobar el estado de las carreteras y autopistas son algunos de ellos, pero hay más.

Qué revisar en el coche antes de viajar

Lo ideal es hacer una revisión anual al coche, pero la mayoría no lo pone en práctica. Así que no está de más aprovechar las fechas en las que vas a viajar para realizar una revisión completa a tu vehículo en talleres mecánicos profesionales, como los de la red Claxon que puedes localizar en www.claxon.org, para poner tu coche a punto y garantizarte un viaje perfecto. Comprobarán la presión, siempre en frío, y el estado de los neumáticos, ya que son elementos imprescindibles para tu seguridad. Revisarán los frenos, el nivel de aceite y otros líquidos (limpiaparabrisas, líquido de refrigeración y de dirección); las luces, el estado de la batería, la dirección y la suspensión. No te olvides de la documentación obligatoria: carnet de conducir, el seguro y la ITV en vigor.

Consejos para empezar un viaje con buen pie

Una de las cuestiones fundamentales es la planificación del itinerario que realizarás, prestando especial atención a puntos conflictivos, eligiendo las carreras con menor tráfico y en mejor estado. Haz un cálculo del tiempo que tardarás, incluyendo las paradas para descansar y las gasolineras para repostar. Si llevas todo esto planificado, desde luego, evitarás el estrés. Antes de salir, infórmate sobre el estado de las carreteras y del tráfico. Para saberlo a tiempo real puedes utilizar la aplicación Autopistas en Ruta, aunque también puedes consultar la DGT.

Verifica que llevas un chaleco reflectante obligatorio en un lugar accesible para ti, dos triángulos de avería homologados, una rueda de repuesto con la presión adecuada y las herramientas necesarias en caso de que necesites usarla, y una linterna, que nunca está demás.

Descansar la noche anterior es fundamental para empezar con buen pie cualquier viaje. Igual de importante es evitar el alcohol y otros medicamentos incompatibles con la conducción la noche anterior. Olvídate de cenas copiosas la noche previa porque te harán tener mal cuerpo durante el viaje. En cuanto a la ropa, elige la más cómoda para evitar errores en la conducción o malestar que afecte a tus capacidades o reflejos. Usa gafas de sol para tener una visibilidad óptima y échate protector solar.

Organiza el maletero con tiempo, no dejes objetos sueltos porque en caso de accidente pueden provocarte heridas graves y asegúrate de tener buena visibilidad. Incluye una nevera con bebidas frescas y un piscolabis que hagan más llevadero el trayecto. Conecta el GPS y deja el móvil en silencio para evitar distracciones, ya que es una de las principales causas de accidentes.

Ahora ya sabes lo que tienes que hacer para tener un viaje tranquilo. ¡Buen viaje!